BCRA lanza su plan monetario: la emisión bajará al 25% anual

Economía 20/04/2016
PLANEA PUBLICARLO EL MES PRÓXIMO E INCLUIR METAS INFLACIONARIAS UNA VEZ QUE HACIENDA DEFINA SU PROGRAMA FINANCIERO
Ampliar
bolsa

 El pago a los holdouts, que se resolverá este viernes, permitirá al Gobierno volver a la normalidad y realizar los primeros trazos finos sobre la política fiscal y monetaria que llevará adelante en lo que queda de este año.

Primero será la publicación del programa financiero, que deberá hacer el Ministerio de Hacienda y Finanzas; y luego, con estas precisiones fiscales, será el turno del programa monetario del Banco Central. El documento incluirá estimaciones que desde hace tiempo tiene en cuenta Federico Sturzenegger para tomar sus decisiones, pero que aún no se hicieron explícitas ni salieron a la luz: la meta inflacionaria prevista para final de este año; las proyecciones sobre la cantidad de dinero que habrá en la economía (un rango de los agregados monetarios), las expectativas que tienen los agentes sobre la evolución de los precios; y las tasas de interés que se deberán convalidar para cumplir los principales objetivos.

El plan del BCRA es redoblar esfuerzos para absorber pesos de la economía, renovar el total de las letras de deuda que están en circulación y emitir aún más. La expansión de la base monetaria, que hoy se ubica cercana al 29% anual, caerá al menos al 25% anual a fin de año. Y para entonces el stock previsto de Lebac, que hoy es de $ 463.000 millones, podría superar los $ 600.000 millones.

Sturzenegger ya cuenta con un equipo propio que se encarga de hacer sus propias mediciones y relevamientos de precios, con el que cuenta para definir su número sobre expectativas inflacionarias. Actualmente observa la realidad con tres índices de precios minoristas: el de la Ciudad de Buenos Aires, el de la consultora Elypsis -del economista Eduardo Levy Yeyati- y uno que le proveen desde su propia entidad con diversas fuentes. Los cálculos le permiten proyectar una inflación que reflejará un descenso significativo recién en la segunda mitad del año; y que mostrará, así, el mayor acierto de su política monetaria: en diciembre, el último dato de inflación se ubicaría cerca del 1,5% mensual, y el ritmo de precios, anualizado, quedaría en torno del 20%.

El Banco Central seguirá este año fuertemente limitado por las necesidades financieras del Tesoro nacional. Tiene previsto girar al Poder Ejecutivo, en concepto de adelantos y utilidades, $ 160.000 millones en cuatro cuotas de $ 40.000 millones. El desafío estará en monitorear y regular la liquidez con la emisión de Lebac, en el marco de un programa financiero que se encargará de dar a conocer el Ministerio de Hacienda. El interrogante de muchos en el mercado es la fuente que elegirá el Gobierno para cerrar un agujero que para lo que queda de este año, tras la colocación de ayer, todavía se estima entre u$s 15.000 millones y u$s 20.000 millones. Se sabe que habrá colocaciones de bonos en el mercado interno, tanto en dólares como en pesos, que ayudarán a cerrar ese bache y servirán a Sturzenegger frente a los excesos de dinero. Pero que la plaza local no tiene profundidad como para atender semejante colocación y que, entonces, podría ser imprescindible otra vía de financiamiento.

Te puede interesar