Merkel quiere agilizar la expulsión de refugiados que cometan delitos

Internacionales 10 de enero
Tras el escándalo por el asalto masivo a mujeres en Colonia, la canciller endurece su discurso sobre los extranjeros.
Marcha-Grupos-Colonia-refugiados-EFE_CLAIMA20160109_0096_28

La canciller alemana, Angela Merkel, dejó claro este sábado que ve necesario endurecer las leyes para los refugiados que cometan delitos, tras las agresiones masivas a mujeres en la noche de Año Nuevo en la estación de tren de Colonia, en el oeste del país. La jefa de gobierno defendió reformas para retirar el derecho de asilo y facilitar la expulsión de quienes sean condenados. 

La dirección de su partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU), se reunió ayer en Maguncia (oeste de Alemania) y puso sobre la mesa un extenso catálogo de medidas en respuesta a un escándalo que ha sacudido al país.

“Lo ocurrido en Nochevieja son repugnantes actos criminales que exigen respuestas decididas”, dijo Merkel en rueda de prensa, convencida de que los ciudadanos exigen “hechos” y no sólo palabras. “Es en interés de los ciudadanos alemanes, pero también de la gran mayoría de los refugiados que están con nosotros, y por eso es totalmente correcto”, aseguró.

Según los últimos datos facilitados por la policía de Colonia, se han recibido ya 379 denuncias por delitos presuntamente cometidos ante la estación de tren en la última noche del año, el 40% por agresiones sexuales. En un comunicado, la policía señaló que la mayor parte de los individuos que investiga proceden de países norteafricanos y son “solicitantes de asilo y personas que se encuentran de manera ilegal en Alemania”. Se estudia si se les puede acusar de delitos concretos y en qué grado. 

En la “Declaración de Maguncia”, la CDU planteó retirar el derecho de asilo a los refugiados condenados a prisión o a libertad condicional, que suele aplicarse en penas menores de dos años, y rebajar los límites para la deportación de delincuentes extranjeros.

“Los delincuentes que, por ejemplo, de manera reiterada cometen robos o insultan a las mujeres deben también experimentar la dureza de la ley”, manifestó Merkel, tras señalar que presentará estas propuestas a los socios socialdemócratas de la gran coalición de gobierno para su aprobación. “Si un refugiado incumple las normas, tiene que haber consecuencias, esto significa que debe perder su derecho de residencia independientemente de si tiene una condena de cárcel o incluso una condena en suspenso”, agregó Merkel.

El documento de la CDU plantea también endurecer las penas para los delitos sexuales, que se considere violación cuando la víctima haya dicho claramente “no”, aunque no haya coacción o violencia.

Según Merkel, los sucesos de Colonia han mostrado que las actuales leyes son insuficientes y generan inseguridad en la población.

Las filas conservadoras proponen, además, obligar a los inmigrantes a suscribir “acuerdos vinculantes de integración” y dar mayores poderes a la policía.

Te puede interesar