Una obra histórica que beneficiará a millones de personas

Ampliación de la Red Cloacal

El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, junto al Ministerio del Interior, Obras Públicas y vivienda, Rogelio Frigerio, pusieron en marcha la tuneladora que permitirá avanzar con la obra del Sistema Matanza Riachuelo, que mejorará el servicio de cloacas a más de 4 millones de personas de 14 municipios del conurbano y la Ciudad de Buenos Aires.

“Es un día histórico porque hace muchos años se anunció esta obra. Un trabajo que me llena de esperanza porque dentro de unos años, cuando se termine, millones de bonaerenses van a tener cloacas”, señaló el Presidente.

En este sentido, Macri recalcó que “la obra se anunció en 2008 y 2009, pero cuando llegamos no había comenzado”, y afirmó que a muchos vecinos “se les va a acabar la preocupación del pozo, de la contaminación y las enfermedades”.

Por su parte, el ministro Rogelio Frigerio destacó que “gracias a esta obra, habrá una mejora en el medio ambiente y en la salud de las personas”.

La obra, una de las más importantes del área metropolitana en más de 70 años, está compuesta por un colector que irá por la margen izquierda del Riachuelo hasta la planta de tratamiento de efluentes cloacales que se está construyendo en Dock Sud.

Además, con la tuneladora, se realizará un emisario de 12 km de longitud que se meterá dentro del Río de la Plata a una profundidad de 40 metros para volcar los residuos ya tratados en la planta.

La construcción del emisario se ha previsto en dos tramos: un conducto de transporte, en túnel, de aproximadamente 10,5 km de longitud y 4300 mm de diámetro interno que se extenderá desde la salida de la estación de bombeo de la Planta Riachuelo con una dirección general Sudoeste-Noreste; y un tramo de difusión de 1,5 km, que tendrá 31 difusores que permitirán lograr una mezcla íntima del efluente con el agua del Río de la Plata para completar el tratamiento.

El Sistema Matanza Riachuelo, que cuenta con una inversión de más de 1200 millones de dólares y generará 1500 puestos de trabajo, mejorará el servicio de cloacas de 4.3 millones de vecinos de la Ciudad de Buenos Aires y los municipios de Lanús, Avellaneda, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, La Matanza, Ezeiza, Cañuelas, Almirante Brown, Morón, Merlo, Marcos Paz, Presidente Perón, San Vicente y General Las Heras.

A su vez, una vez en funcionamiento, permitirá alivianar el trabajo de la Planta de Berazategui, gracias a lo cual, a futuro, se van a poder incorporar 1.5 millones de personas al servicio de cloacas. Se estima que la obra va a finalizar en 2021.

El sistema posibilitará que los residuos cloacales dejen de volcarse sin un adecuado tratamiento al Riachuelo, lo que mejorará la salud y la calidad de vida de la gente que vive cerca de la cuenca Matanza – Riachuelo.

Esta obra forma parte del Plan Nacional del Agua, que tiene como principal objetivo llegar con agua potable al 100 por ciento y con cloacas al 75 por ciento de las ciudades de todo el país hacia 2022.

NGN