Termas: ¿Cómo preparar la ciudad para enfrentar un desastre?

Termas de Rio Hondo 03 de febrero de 2018 Por
La municipalidad de las Termas de Rio Hondo reconoce la importancia de la información en formato abierto y el compromiso de todos los sectores.

Los desastres son parte de nuestra vida, en cualquier parte del planeta. Desde que se tiene registro, las inundaciones, sismos o vientos fuertes han marcado la historia de la humanidad y su evolución. Pero nunca antes como ahora, hacer frente al impacto de estos fenómenos ha captado tanta atención para tratar de disminuir los daños materiales, pero sobre todo los humanos.

Gestionar los riesgos que conllevan los desastres es una prioridad para muchas ciudades de Argentina. Asimismo, el resto de la región es escenario de devastadores desastres naturales, como los más recientes de Bolivia y Salta ( provincia Argentina).

Lamentablemente el tipo de fenómenos como El Niño y La Niña desatan desde fuertes lluvias, deslizamientos e inundaciones hasta intensas sequías, poniendo en riesgo la disponibilidad de agua y comida para la población, entre otros.

La región es, sin duda, un laboratorio para los desastres.

Cuando se presenta un desastre, la población y en general las instituciones públicas y privadas, tienden a buscar a todos los organismos de primera respuesta, a los bomberos, la defensa civil y/o a la dirección de atención de emergencias (en caso que exista) para que respondan inmediatamente a la situación. Y resulta que hay varios aspectos que deben entenderse y atenderse desde mucho antes que esto ocurra. Situaciones como estas, surgen de manera constante en comunidades y es cuando se evidencia, de nuevo, la necesidad de trabajar en gestión de riesgos de desastres y en temas de resiliencia (poblaciones más adaptadas y ciudades mejor construidas para reponerse rápidamente a los impactos adversos).  

¿Cómo trabajar con los diferentes gobiernos para reducir riesgos y prepararse para un adecuado proceso de respuesta en caso de un desastre?

En cooperación con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, la municipalidad viene desarrollando acciones de prevención y reducción del riesgo de desastres que involucran a las comunidades locales, incluyendo el sector público y privado.

Como muestra, la ciudad de las Termas de Rio Hondo, luego de las inundaciones de abril de 2017, el Gobierno municipal decidió visibilizar la responsabilidad compartida tanto para el sector público como para el privado. Es así como, a través del financiamiento de Fondos Multilaterales de Crédito se apoyó sobre una metodología que permitiera avanzar en la inclusión del conocimiento de amenazas y riesgos en las agendas sectoriales, inicialmente para los sectores de servicios y administración de los recursos hidricos, así como en una Estrategia Municipal para responder ante desastres.

En Termas, con la asistencia técnica del Banco Interamericano de Desarrollo, el Ministerio del Interior y otros organismos Provinciales y Nacionales, la Secretaria de Coordinación lideró el desarrollo de estas agendas para los sectores de servicios y  el abastecimiento de los recursos hidricos. Los documentos contienen una serie de medidas estratégicas, estructurales y operativas que se incorporan en un plan específico de implementación. Incluir en los diseños de construcción las especificaciones técnicas que permitan reducir las amenazas existentes, y visibilizar la gestión de riesgo como política dentro del sector, son algunos ejemplos de las acciones incluidas en las agendas.

Por su parte, el Intendente Arq. Miguel R. Mukdise, junto al Secretario de Coordinación Raúl Lorenzo explicaron la necesidad de instrumentar medidas concretas de prevención y planes de acción ante fenómenos naturales que día a día son más frecuentes.

Finalmente, el Coordinador de la Unidad Ejecutora Municipal, Peter Sundheimer ponderó la necesidad de trabajar y desarrollar ambos instrumentos, las agendas y Planes de acción, dado que son necesarios para la mitigación de los riesgos y preparación para dar una respuesta efectiva ante los impactos negativos de los desastres. A su vez, destacó que la responsabilidad  no solo corresponde al sector publico y/o privado sino a la comunidad en general. 

NGN

Te puede interesar