Continúan los controles en el sector aceitero y harinero

AGRO-NEWS 17 de marzo de 2018 Por
El Ministerio de Agroindustria, a través de la Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario (DNCCA), realizó inspecciones en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Mendoza, se clausuraron una aceitera, un molino harinero y dos cerealeras.
180316092851_original

Producto del seguimiento y análisis que realiza habitualmente la Oficina de Gestión de la Información, personal de la DNCCA en tarea conjunta con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) inspeccionó una aceitera de la localidad cordobesa de Oncativo que operaba sin matrícula del Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA) y cedía las instalaciones a 17 usuarios de industria no matriculados. 

Ambas conductas, violatorias de la resolución 21-E/2017, propiciaron la clausura de la planta y la interdicción de más de 36 toneladas de soja, 130 toneladas de expeller y 25 toneladas de aceite crudo.

En la localidades cordobesas de Laguna Larga y Sarmiento, en los departamentos de Rio Segundo y Totoral, se inspeccionaron e inhabilitaron dos cerealeras que no registraban movimientos de planta en los últimos meses y falseaban información en las Declaraciones Juradas (DDJJ) de movimientos de granos, realizaban triangulaciones de mercadería directas a puerto, defraudando a productores de la zona.

Por otra parte, en la localidad de Berisso se clausuró un molino de harina de trigo y se procedió a la suspensión de los derechos de propiedad de más de 250 toneladas del cereal y 50 toneladas de harina. La firma no registraba salidas a producción en libros oficiales desde el año 2013. 

En Mendoza se retuvo harina proveniente de dos importantes molinos de las localidades bonaerenses de Rojas y Gral Villegas. El operativo fue en la localidad de Villa Nueva, departamento Guaymallén, donde se interdictaron allí 56.550 kg de harina y luego otros 18.250 kg del mismo producto en dos mayoristas sin matrícula del RUCA, representantes de los molinos precitados.

Continúa la tarea conjunta con AFIP y los controles que mejoran la libre concurrencia de todos los actores de la cadena Agroindustrial al mercado, pero a su vez se protege a los productores de las maniobra espurias de quienes pretenden abusarse.

NGN