Se aprobó la Ley de Financiamiento Productivo

Nacionales 09 de mayo de 2018 Por
Financiamiento para las pequeñas y medianas empresas
Z

La Cámara de Diputados aprobó hoy la norma presentada por el Ministerio de Finanzas que impulsa el mercado de capitales para aumentar el financiamiento a las PYMES, promueve el mercado de créditos hipotecarios y garantiza la transparencia del mercado. La Ley fortalece la capacidad reguladora de la Comisión Nacional de Valores (CNV) y pone en marcha más instrumentos para favorecer y promover el ahorro a largo plazo.

“Esta es una ley para las PYMES. Nuestro mercado local de capitales debe crecer para fomentar el ahorro interno y darles a las pequeñas y medianas empresas una fuente de financiamiento. Las PYMEs generan empleo. Esta norma es para apoyarlas, para que el capital se canalice a los proyectos que nos ayudan a crecer”, sostuvo el ministro de Finanzas, Luis Caputo, tras la aprobación.

La Ley de Financiamiento Productivo persigue cinco objetivos para desarrollar el mercado de capitales:

Impulsar el financiamiento para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas.
Fomentar el acceso a la vivienda al generar más financiación para créditos hipotecarios.
Estimular el ahorro a largo plazo.
Fortalecer la capacidad reguladora de la Comisión Nacional de Valores.
Promover un mercado de capitales verdaderamente federal gracias al uso de la tecnología.
La Ley establece que las facturas que emiten las PyMEs quedan aceptadas o conformadas automáticamente a los 15 días de emitidas. De esa forma pueden ser vendidas a través de bancos y/o en el mercado de capitales. Esto permite a las PyMEs acceder a crédito a tasas más competitivas, ya que el riesgo crediticio de la factura está asociado al deudor de la factura y no a la PyME.

La norma ofrece a las PYMES herramientas para financiarse con el uso de la factura de crédito electrónica MiPyME y las obligaciones negociables.

Otro de los aspectos más destacados es la simplificación de la emisión de Obligaciones Negociables (ON) ya que elimina la necesidad para las PYMES de contar con síndico en la emisión de un ON garantizada. Se refuerza el carácter de valor negociable del pagaré, un instrumento convencional para las PYMES.

Desde 2016 hasta ahora el crecimiento de las emisiones de obligaciones negociables por parte de las PYMES es indicativo de su necesidad de financiación. A abril de 2018 hay 37 emisiones de ON Simples por un valor de unos 401 millones de pesos y hay más de 80 PYMES que están tramitando nuevas emisiones.

En cuanto al impulso al crédito hipotecario, se crean las Letras hipotecarias y la póliza de seguros, ambas ajustables por CER, que fomentan el acceso a la vivienda.

Las Letras Hipotecarias ajustables por CER permiten a los bancos obtener más fondos para créditos hipotecarios. Si bien esta figura existe hace más de 20 años, hasta ahora no podía ser ajustada por CER. La realizada en la nueva ley lo permite, posibilitando la “securitización”. A su vez, la ley permite que las compañías de seguro puedan emitir pólizas de seguro ajustables por CER. Eso permitirá también aumentar los recursos para créditos hipotecarios.

Con el foco puesto en la transparencia del mercado, la norma incluye varias novedades: la derogación del artículo 20, que habilitaba a la CNV a intervenir en empresas y designar veedores con poder de veto. Además, se refuerza la facultad de la CNV para dictar normas y regulaciones para la transparencia, evitar conflictos de interés y mitigar situaciones de riesgo.

Con respecto al fomento al ahorro a largo plazo, se propone la transparencia fiscal de fondos cerrados y fideicomisos. Se establece que dichos instrumentos no estén gravados por impuesto a las ganancias y que sea el titular el que esté a cargo de la tributación correspondiente.

NGN