¿Están preparados nuestros jóvenes para el futuro del trabajo?

Generales 12 de agosto de 2018 Por
Con motivo del Día Internacional de la Juventud, que se celebra hoy, te compartimos algunas pistas sobre el estudio Millennials en América Latina y el Caribe: ¿trabajar o estudiar?
millennials_america_latina_caribe

Si el futuro del trabajo va a ser tan arduo como lo dibujan, ¿qué será de los jóvenes? Si el tsunami tecnológico que amenaza al mundo, eso que se ha venido a denominar la Cuarta Revolución Industrial, va a ser una prueba durísima para los trabajadores de hoy, ¿cómo aseguramos un buen porvenir a la próxima generación? ¿Qué tan preparados están los millennials de América Latina y el Caribe? ¿Podrán superar el reto que les plantea la digitalización y la llegada masiva de los robots?

 Resultados preocupantes

En nuestro análisis, encontramos carencias relevantes en las habilidades cognitivas de los jóvenes que participaron en el estudio. Así, menos de un 60% de los jóvenes mostró capacidad para realizar correctamente cálculos matemáticos sencillos, de utilidad para el día a día (por ejemplo, cómo repartir un monto de dinero en partes iguales para cinco personas). También observamos con preocupación otros aspectos, como la fluidez en el inglés.

Optimismo en las habilidades blandas


Con respecto a las conocidas como habilidades socioemocionales, justamente esas que se cree que serán más necesarias para enfrentar los desafíos de esta revolución tecnológica, los resultados son más positivos. Estas habilidades blandas, a las que los sistemas educativos han otorgado tradicionalmente un rol de menor importancia, son cada vez más valoradas por los empleadores. Así, los resultados de nuestro estudio también nos ofrecen razones para ser optimistas.

Otro aspecto destacable tiene que ver con los ninis, aquellos jóvenes que ni estudian ni trabajan ni se capacitan, una categoría en la que se encuadra uno de cada cinco participantes en nuestro estudio. De ellos, un 40% está buscando un empleo (sobre todo los hombres) y un 57% se dedica a labores de cuidado (sobre todo las mujeres). Por tanto, nuestro estudio refleja que, frente a la imagen que habitualmente encontramos al referirnos a los ninis, la mayoría de ellos no son jóvenes ociosos, sino personas dedicadas en otras actividades productivas en su día a día.

*Este artículo cuenta con la coautoría de Rafael Novella y Graciana Rucci, del BID, y de las autoras invitadas Andrea Repetto y Carolina Robino.