Intendentes y Gobernadores al borde de un ataque de pánico

Política 20 de agosto de 2018 Por
La posibilidad que el ex secretario de obras públicas Jose Lopez mencione algún intendente por despecho genera fricciones en todos los sectores. A su vez la eliminación del Fondo Solidario de la Soja reduce cualquier margen operativo en la obra pública.
locura

En los últimos años, la descentralización de los fondos nacionales para la obra pública permitió tanto a las provincias como municipios cursar licitaciones donde los beneficiados fueron allegados al poder de turno.

Por entonces el Ministerio de Planificación suscribía múltiples convenios macro de obra pública con las provincias, muchos de los cuales dependían de que tan lubricada fuera la relación con la Casa Rosada. Una vez que se activaban, el área de coordinación de esos acuerdos pasaba a la órbita de López y se descentralizaban las licitaciones en las provincias o intendencias.  Las licitaciones estaban descentralizadas en empresas que contrataban directamente con la jurisdicción que había firmado y las subsecretarías se encargaban de la verificación y auditoria aleatoria sobre las obras de manera laxa. Esto permitió que muchas pymes ligadas a la construcción se convirtiesen en proveedoras del estado sin cumplir los requisitos minimos necesarios.

Con el devenir de la crisis económica en el ultimo año del Gobierno de Cristina y parte del Gobierno de Macri, el fondo solidario de la soja se había vuelto esencial para los municipios y provincias que deseaban realizar obras de infraestructura menor o convalidar alguna acción en beneficio de su comunidad. 

Con el reciente decreto firmado por el ejecutivo nacional, los gobernadores e intendentes vieron anticipadamente una baja muy representativa de su coparticipación afectando no solo la obra publica en general, sino también el ingreso de las pymes que supieron crecer con el calor del poder.

Al día de hoy, los únicos beneficiados con esta situación son las grandes multinacionales de la construcción que podrán ingresar al mercado argentino, mercado que durante los últimos 14 años fue rehén del cartel de la obra publica manejado por un conjunto de 5 empresas argentinas.

NGN